¿Necesito ayuda psicológica?


¿Cuándo pedir ayuda psicológica?

Podemos necesitar ayuda psicológica por diferentes motivos. No sólo es recomendable acudir a un psicólogo cuando no nos sentimos bien o desconocemos qué es lo que nos ocurre. Hay ocasiones en que si sabemos cuál es nuestro problema pero no sabemos cómo solucionarlo porque las alternativas intentadas hasta el momento no han conseguido darle solución. En muchas ocasiones las propias soluciones intentadas son parte del problema y contribuyen a su mantenimiento. Hay personas que acuden a consulta porque se sienten mal individualmente, pero también este sentimiento puede ser compartido por la pareja o la familia, por lo que la ayuda psicológica proporcionada y las personas convocadas durante la terapia podrán variar en función de cada caso en concreto y de la disponibilidad y apertura de cada miembro al proceso terapéutico. Otras personas requieren de nuestra ayuda psicológica por problemas relacionados con sus hijos o algún otro miembro de la familia o bien por problemas laborales. También se puede requerir ayuda psicológica cuando buscamos orientación, queremos desarrollarnos personalmente o queremos potenciar nuestros recursos para enfrentarnos a nuevas situaciones o a una nueva etapa de la vida.

¿En qué se diferencia un psicólogo de un psiquiatra?

Un psiquiatra estudia y trata los procesos biológicos relacionados con la salud mental mientras que un psicólogo estudia y trata los procesos psicológicos (pensamientos, emociones y conductas) relacionados con el bienestar y la salud mental.

¿Qué diferencia hay entre psicología clínica y apoyo psicológico?

La Psicología Clínica no aborda la salud mental desde la misma perspectiva que la Psiquiatría. Para la psicología clínica los trastornos mentales no son "enfermedades mentales" en el sentido tradicional. Las llamadas "enfermedades" se conciben, en todo caso, desde un enfoque más extenso, con modelos teóricos que incluyen el ambiente, la conducta, lo psicosocial y todos los contextos no "patológicos" del individuo. Un problema se convierte en "patológico" cuando los síntomas que la persona experimenta deterioran gravemente su funcionamiento normal y diario así como el de las personas de su entorno. Esto no significa que el problema esté dentro de la persona; los factores externos a ella también influyen y determinan el mantenimiento y/o agravamiento de los síntomas. Desde la psicología clínica se intenta dar solución a esta clase de problemas, interviniendo tanto a nivel individual como familiar con el objetivo de alcanzar un nuevo equilibrio más funcional, que ayude a todos los miembros que padecen el problema a funcionar sin la necesidad de desarrollar síntomas.

En el apoyo psicológico, el terapeuta acompaña y orienta a la persona ante situaciones de conflicto o atasco que puedan estar produciéndose en alguna de las fases de su ciclo vital. Todo el mundo a lo largo de su vida se enfrenta a esta clase de vivencias y dificultades, ya que cada etapa conlleva afrontar nuevos retos y desarrollar distintas habilidades. El apoyo psicológico tiene como objetivo fomentar los recursos internos de la persona, para ayudarle a superar los bloqueos que pueden producirse en un contexto concreto de su vida y que al mismo tiempo le dificultan poder seguir avanzando en su día a día.

¿Qué es la psicoterapia?

La psicoterapia es un proceso de comunicación entre un psicólogo y su paciente (es decir, una persona que solicita ayuda psicológica y se somete voluntariamente a una intervención psicológica), que se da con el propósito de una mejora en la calidad de vida de la persona que la solicita, a través de un diálogo terapéutico que favorece no sólo un cambio en la conducta, actitudes, pensamientos o emociones de la persona sino también en la perspectiva inicial que se tenía del propio problema o dificultad.

¿Qué puedo esperar de mi psicólogo?

Tu psicólogo te proporcionará ayuda psicológica, te ayudará a entender porqué te sientes mal y a comprender el origen de tus problemas actuales, utilizará las técnicas más adecuadas para producir cambios emocionales, cognitivos y conductuales y te acompañará en el proceso de mejora en su calidad de vida superando sus limitaciones y sacando a la luz sus recursos internos para poder obtener el máximo provecho de ellos.

El objetivo de la terapia siempre lo fijará la persona o conjunto de personas que soliciten la intervención. El psicólogo podrá ayudar a definir y aclarar los objetivos pero jamás serán decididos, ni mucho menos impuestos por éste y trabajará junto con los solicitantes para alcanzar las metas que se hayan propuesto al inicio de la terapia.

¿Cómo es la relación terapeuta-paciente?

Se trata de una relación profesional donde el psicólogo acompaña y orienta al paciente (pero sin dirigirlo ni juzgarlo) durante todo el proceso terapéutico.

La relación terapeuta-paciente está fundamentada en el respeto mutuo, en la colaboración, en la credibilidad y en la confianza.

El espacio de la consulta psicológica es un espacio para el reencuentro con nosotros mismos, para re-conocernos, es decir, conocernos de verdad, en profundidad, aceptarnos tal y como somos, con nuestras virtudes y nuestros defectos, fomentar nuestra autoestima (la estima por nosotros mismos) y resolver las dificultades que nos impiden sentirnos plenamente bien.

¿Cuánto dura una psicoterapia?

Aunque gracias a nuestro modelo de intervención basado en el uso de herramientas altamente eficaces podemos decir que nuestras terapias son breves y pueden reducirse aproximadamente a la mitad de lo que puede suponer normalmente un tratamiento psicológico, es imposible determinar con anterioridad su duración exacta, ya que ésta depende de varios factores como son el tipo de problema, su gravedad, el tiempo que lleve instalado, la reacción de la persona al tratamiento y de la colaboración y el compromiso del paciente con la terapia. Este compromiso es fundamental e implica, una vez que el paciente solicita ayuda psicológica, una asistencia regular a la consulta y la asunción de la propia responsabilidad en el proceso de cambio.

Es importante ser conscientes de que un problema que lleva conviviendo con nosotros mucho tiempo difícilmente puede resolverse en unas pocas sesiones. Nuestra experiencia nos indica que gran parte de los problemas se suelen resolver en un número aproximado de cinco a diez sesiones. No obstante, algunos se resuelven tras unas pocas entrevistas y otros implican realizar una terapia de larga duración.

Somos conscientes de que realizar un proceso psicoterapéutico requiere asumir un gran esfuerzo personal y económico, pero creemos que no hay mejor inversión que la incide en nuestro bienestar y nos ayuda a alcanzar la mejor versión de nosotros mismos.

¿Con qué frecuencia tengo que asistir a consulta?

En un primer momento se recomienda asistir con una frecuencia semanal o quincenal. Cuando la persona esté estabilizada se pasará a espaciar cada vez más las consultas hasta el alta definitiva.

¿Qué método de intervención utiliza MuchasVidas Psicología?

Nuestro método se caracteriza por:
  • Integrar modelos y técnicas, de esta forma podemos ser más eficaces, eligiendo entre un amplio abanico lo que resulta más adecuado para cada persona.
  • Ser eficiente, es decir, intentar obtener los mejores resultados en el menor tiempo posible.
  • Ser profundo, atendiendo tanto a los síntomas como a las circunstancias y contexto relacional que originan o retroalimentan el problema.

¿Cuándo empezaré a notar algún cambio?

Cada persona y cada problema son diferentes y, por lo tanto, cada persona reacciona de forma distinta al proceso terapéutico. Hay personas que experimentan cambios desde el mismo momento en que solicitan nuestra ayuda psicológica y otras que necesitan un número más elevado de sesiones para notarlos.

La reacción al proceso terapéutico depende del tipo de problema, de lo arraigado que esté, de las características personales, del ritmo de aprendizaje de cada persona y de un factor fundamental, la actitud que se tenga hacia la intervención.